La PSA detuvo a dos mulas españolas en el aeropuerto de Ezeiza

La PSA detuvo a dos mulas españolas en el aeropuerto de Ezeiza

La Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), siguiendo los lineamientos del Ministerio de Seguridad de la Nación, secuestró 3.310 gramos de cocaína y detuvo a dos personas de nacionalidad española por tentativa de contrabando de estupefacientes.

 

Ambos casos sucedieron en la Terminal C del Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini, en el punto de inspección y registro donde los oficiales de la PSA realizan los controles preventivos a los pasajeros próximos a embarcar los vuelos con destino a Barcelona.

 

La primera causa comenzó cuando un varón de 49 años activó el pórtico detector de metales, por lo que el personal policial procedió a realizar un cacheo manual sobre sus ropas y le detectó dos protuberancias a la altura de los tobillos. Entonces el pasajero confesó que llevaba “papeles de cocaína” y luego que había “ingerido varias cápsulas” por lo cual, ante la presencia de testigos y con la autorización de la judicatura actuante, se lo requisó junto a sus pertenencias. Los efectivos hallaron que en cada pierna tenía 45 tizas adheridas bajo vendas elásticas, cuyo peso arrojó un total de 616 gramos de clorhidrato de cocaína. Más tarde, personal del Hospital Interzonal de Ezeiza Alberto Eurnekian confirmó que el hombre presentaba cuerpos extraños en el interior de su organismo, que finalmente depuso a lo largo de 10 días. Fueron 100 cápsulas que contenían 662 gramos de dicha droga.

 

El otro caso fue protagonizado por una mujer de 48 años, quien también activó el arco detector. Cuando los oficiales la registraron por sobre sus ropas detectaron a la altura de la ingle y la cadera un bulto no acorde a su fisonomía corporal. Con la presencia de testigos y la autorización judicial correspondiente, se requisó a la pasajera quien transportaba bajo una faja un paquete de nylon negro que en su interior tenía distribuidos seis envoltorios con 2.032 gramos de cocaína en total.

 

Los detenidos quedaron incomunicados y, junto a la sustancia estupefaciente incautada, a disposición de la Justicia.